19.3 C
Ceuta
jueves, mayo 23, 2024

“El cascaescuece y la nariz te crece”

LO MÁS LEIDO

spot_img

¿Qué ocurre cuando abrimos una nuez y no hay nada dentro? No desesperes, puede ser peor, que la abras y encuentres a Errejón. Dejando a un lado las bromas, aunque éstas se hayan convertido en la materialización de lo que es parte de nuestra clase política, centrémonos en la sustancia. ¿En cuántas ocasiones nos encontramos ante algo que nos crea gran expectación y luego es vacuidad absoluta? En la política lo comprobamos a diario. Hace algunos días supimos que Más País se disuelve en Andalucía para integrarse en Sumar. La realidad es que Más País en Andalucía eran tres y han conseguido representatividad en el Parlamento Andaluz por la estrategia de Yolanda para acabar con Podemos y que comenzó de manera notoria en esta comunidad española. Vaticino que no será en el único lugar en el que ocurra esto, ya que Más País desde su fundación no es más que una marca cuyo sentido de existencia es alcanzar puestos de salida en las listas de las diferentes citas electorales. 

Esto es lo que fue Más País desde sus inicios y lo que sigue siendo a día de hoy. Más País representa lo que es Errejón. 

En el segundo congreso de Podemos (Vistalegre II), Errejón decidió enfrentarse a  Pablo Iglesias pero sin presentarse él a la Secretaría General. Su objetivo era de primero de Ciencias Políticas, vender públicamente que en realidad no competía con Iglesias y ganar el marco de la proyección mediática. Errejón cuando se mira al espejo siempre se ve como el más listo de la clase. Planificó dejar en minoría en el órgano de dirección a Iglesias para así forzar una inexcusable dimisión. También intentarían esta estrategia, más tarde, los “anticapis” liderados por Teresa obteniendo idéntico resultado. Errejón perdió y quedó cuestionado, identificado y en minoría. Iglesias tomó aquí otra decisión digna, como al “coronar” a Yolanda Díaz, que le costaría muy caro a Podemos. Pactó con éste que fuese el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid en las elecciones autonómicas de 2019. De esta manera Iglesias le daba la posibilidad a Errejón de que su corriente política pudiera sobrevivir y conseguir un ecosistema propio donde desarrollarse sin dejar el espacio morado. Iglesias estaba siendo generoso hasta extremos insospechados y jamás vistos en política cuando se pierde un congreso. Errejón aceptó y su “gratitud” se tradujo en unirse con Carmena para abandonar Podemos e iniciar su vendetta personal. No hablaré de traiciones, cobardía, deslealtades o mentiras. No me gusta utilizar epítetos gratuitamente. Errejón se define y se diluye. Se diluye en Sumar. 

¿Y qué es Sumar? Pues la cáscara de una nuez vacía. En la superficie queda el glamour personal, mediático y político de Yolanda Díaz y en el interior no hay nada, ni estructura, ni organización ni proyecto. Ahora se está “pescando” a desafectos o arribistas que  se esconden en Podemos y en algunos partidos localistas de distintos puntos de nuestra geografía. Orgánicamente Sumar y Más País son lo mismo. Los perfiles personales de Yolanda y Errejón son muy parecidos. Sobre Sumar y Movimiento Sumar ya habrá tiempo de hablar largo y tendido. Dejo al lector con una imagen que suele valer, casi siempre, más que mil palabras. El PSOE es el vaso, Sumar el té y Más País el azúcar. Podemos sería la hierbabuena pero este té “cocinado” por Pedro y Yolanda no la lleva.

“El cascaescuece” es una historia que trata sobre el nuevo juguete de la joven Neoliberal, recibido por su cumpleaños el 23 de julio. Cobra vida y tras derrotar al rey Feijóo, en unas duras elecciones, la lleva a un Congreso mágico poblado por muñecos y promesas muertas. La joven Neoliberal no para de contar mentiras a la opinión pública y a la gente progresista, por lo que no solo le crece la nariz sino la disidencia interna que se rebela pues nunca ha participado de la mentira. Cinco se convierte en un número mágico y la única esperanza.

Yolanda y Pedro, aunque realmente es Pedro y Yolanda, han rodado un anuncio que no puedes ver más de dos veces sin que te “suba el azúcar” hasta niveles irreversibles. En el que han presentado un programa de Gobierno. Un programa de desconcierto para cualquier persona con dos dedos de frente. ¿Cuántas de esas medidas pueden asegurar que se cumplirán con la fuerza que tienen en el Congreso? ¡Efectivamente, ninguna! 

Como dijera Soul Etspes: “Lo peor de la izquierda es cuando miente como la derecha” o “Si el marketing se convierte en programa político el político deja de serlo”.

Ramón Rodríguez Casaubón

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS