23.3 C
Ceuta
miércoles, julio 17, 2024

El Colegio Oficial de Psicología conciencia a padres y madres sobre las problemáticas del alumnado en las aulas

Hiperactividad, conductas disruptivas, negativismo desafiante, violencia, acoso y ciberacoso, consumo de sustancias, etc., así como la elevada tasa de fracaso escolar, son algunas de las causas que han motivado el desarrollo de los dos talleres

LO MÁS LEIDO

spot_img

El Colegio Oficial de la Psicología de Ceuta (COPCE) ha impartido dos talleres dirigidos a los padres y madres de tres centros educativos de nuestra ciudad (CEIP Reina Sofía, CEIP Maestro Juan Morejón e I.E.S. Abyla). La iniciativa corrió a cargo de los responsables de este instituto, con su director a la cabeza (D. Juan Ángel Otaola), ante el aumento de problemas en las aulas, como hiperactividad, conductas disruptivas, negativismo desafiante, violencia, acoso y ciberacoso, consumo de sustancias, etc., así como la elevada tasa de fracaso escolar.

España registra el mayor número de abandono de toda la UE, con un 28% de estudiantes que no termina el Bachillerato o la Formación Profesional (FP), muy por encima de la media de toda la OCDE (14%). Si hablamos de Ceuta, la cifra se eleva hasta un alarmante 38%, la segunda más alta, sólo por detrás de (41%). El objetivo de estos talleres, bajo el título “La responsabilidad de los padres y madres: una aproximación desde la Psicología Educativa”, fue concienciarles de la importancia de los estilos de crianza a edades tempranas, y durante las sucesivas etapas del desarrollo, a la hora de prevenir o corregir la aparición de estos problemas, también propiciados por influencias externas.

Hubo una alta participación y aceptación, sobre todo de madres y, al finalizar cada taller, se intercambiaron impresiones en torno a una merienda. El primer taller, titulado “Influencias externas al ámbito familiar,” puso el foco en aquellas circunstancias que contribuyen a estas abultadas cifras, como el contexto político y jurídico, que convierte a los menores en garantes de todo tipo de derechos, pero de muy pocas obligaciones y responsabilidades, creando así la sensación de impunidad y restando autoridad a padres y educadores.

También se trató el contexto social, marcado por la pandemia y la crisis económica, que ha empeorado la salud mental de las familias, y por tanto la calidad de la crianza, con un significativo aumento de estrés, ansiedad y depresión, que nos sitúa en el primer país de la UE en consumo de psicofármacos, en suicidios (4000 anuales) y en aumento de suicidios entre los más jóvenes, siendo la primera causa de muerte no natural. Por otra parte, el contexto educativo, centrado sobre todo en el desarrollo intelectual, el aprendizaje memorístico y las clases magistrales, y dejando de lado el talento, la creatividad y el aprendizaje emocional, comienza a formar parte del problema, a tenor de las cifras de Rendimiento Académico que sitúan a España en los puestos de cola de la OCDE año tras año.

Por último, se abordó la influencia del contexto tecnológico y mediático, sumada a la escasa supervisión y control parental, que hace que los menores pasen entre 5 y 7 horas diarias delante de las pantallas (televisión, tabletas, móviles y videojuegos), accediendo así a contenidos inapropiados para sus edades, relacionándose con desconocidos y posibles indeseables, sufriendo o cometiendo ciberacoso y/o siendo sometidos a contenidos violentos, publicidad engañosa y a valores poco recomendables. Ante estas circunstancias coyunturales, se insta a los asistentes tomar conciencia de estas influencias y a adoptar medidas de supervisión que minimicen sus efectos adversos.

En el segundo taller, titulado “¿Qué podemos hacer dentro del ámbito familiar en las distintas etapas del desarrollo?”, se trató el concepto de parentalidad positiva y se hizo un recorrido por los estilos educativos (autoritario, permisivo, pasivo y democrático) y los estilos de apego (seguro e inseguros), se destacó la importancia de pasar más tiempo con los hijos frente a las pantallas, de practicar con el ejemplo (aprendizaje vicario), de emplear técnicas de modificación de conducta basadas en el refuerzo y de inculcar valores positivos, de una forma activa, consciente y sistemática, desde edades tempranas.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS