16.1 C
Ceuta
jueves, mayo 23, 2024

El marido de Ana Rosa Quintana, condenado a prisión por el ‘caso Villarejo’

El marido de Ana Rosa Quintana ha sido condenado por la Audiencia Nacional (AN) a tres meses de cárcel por su implicación en el 'caso Villarejo'.

LO MÁS LEIDO

spot_img

Este lunes este tribunal dictó su primera sentencia en este caso, donde condena al empresario Villarejo a 19 años de cárcel por revelación de secretos y falsedad documental. En esta sentencia, también aparecen otras 26 personas físicas, entre las que se encuentra Juan Muñoz Támara y su hermano Fernando Muñoz Támara, pareja y cuñado, respectivamente, de la presentadora de televisión.

Según el relato de hecho probados, en 2006, el entonces juez Francisco Javier Urquía, a quien se pretendía «presionar», aparecía consumiento droga. Once años después, estas imágenes fueron exhibidas en una reunión con los clientes de ‘Pintor’, que son el marido y cuñado de la presentadora Ana Rosa, Juan y Fernando Muñoz Támara. Este encuentro tuvo lugar en las oficinas de CENYT en Torre Picasso, donde el hijo del comisario, José Manuel Villarejo Gil, se «limitó» a «conectar un cable» sin unirse al encuentro.

El tribunal formado por Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Fermín Echarri ha descartado el delito de cohecho, tanto activo como pasivo, que vertebra la macrocausa, al considerar que Villarejo, aunque seguía siendo policía cuando hizo los encargos juzgados con su grupo empresarial, CENYT, actuó en una «esfera absolutamente privada».

Esta apreciación del tribunal ha propiciado que la mujer de Villarejo, Gema Alcalá, haya quedado exonerada en ‘Iron’ y ‘Land’. En un principio, la Fiscalía Anticorrupción la pedía 83 años y medio de cárcel, pero en la recta final del juicio modificó sus conclusiones para retirar su acusación por todos los delitos excepto los de cooperadora necesaria del presunto cohecho de su marido, con lo que ya solo la reclamaba 5 años de cárcel.

Anticorrupción atribuía a Alcalá el rol de colaboradora de Villarejo, tanto por su condición de administradora de varias de las sociedades que componen CENYT como por su supuesta implicación directa en la transcripción de los audios del comisario. No obstante, la sentencia reprocha que se le haga una acusación «genérica», «sin una sola prueba acreditativa de cualquier tipo de quehacer delictivo».

Por su parte, el hijo del comisario jubilado, José Manuel Villarejo Gil, que se quedó con una petición de prisión de tan solo un año de cárcel, desde los 14 años iniciales que planteó el Ministerio Público, ha quedado exonerado de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos y tentativa de extorsión que se le imputaban en ‘Pintor’, al no haber «el más mínimo resquicio probatorio». «No es nada», llega a decir la AN sobre su implicación en los delitos juzgados.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS